Y sonreí

Inmutable,
con esa imperturbabilidad estoica,
“no te preocupes por nada, son cosas que pasan”,
y sonreí,
sonreí con las lágrimas internas,
como lo hacemos los cobardes,
cuando al borde del abismo,
damos cuenta que somos mortales.

Y sonreí,
sonreí con la mirada fría del “no me importa”,
todos tenemos nuestros mecanismos de defensa,
cuando al frágil corazón lo abandona la tropa.

Un comentario en “Y sonreí”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s